Reforma de baño para personas mayores

Reforma de baño para personas mayores

Conforme aumenta nuestra esperanza de vida, también lo hace nuestro deseo de disfrutar de este tiempo extra lo mejor posible. Para ello debemos adaptar nuestra vivienda a las necesidades que aparecen cuando llegamos a determinada edad.

Las reformas de baño para personas mayores están enfocadas precisamente a este objetivo. Conseguir adaptar el baño a las necesidades de esta etapa de la vida, combinando máxima higiene con total comodidad y accesibilidad.

Ampliación de espacio prescindiendo de elementos

En primer lugar para una reforma de baño para personas mayores, debemos prescindir de aquellos elementos que no son prácticos porque requieren un sobreesfuerzo para utilizarlos y que, además, ocupan espacio.

El espacio se va a convertir en este tipo de reformas en el objetivo principal. Necesitamos más amplitud para mejorar el movimiento de una persona mayor, al mismo tiempo que puntos de apoyo, para garantizar su seguridad.

El bidé suele ser el primer elemento prescindible, que podemos integrar en el lavabo con las opciones actuales de modelos que ofrecen ambos servicios.

La bañera es otro elemento que suele eliminarse, dando paso a una ducha mucho más práctica.

La reforma de ducha en personas mayores

La reforma de ducha en personas mayores

Si vamos a reformar la ducha tenemos que tener varias prioridades en el punto de mira. En primer lugar el acceso y la salida de la ducha. Es preferible que esté por ello a ras de suelo, sin escalones ni salientes que dificulten los pasos.

En su interior y sobre todo si contamos con amplio espacio, podemos utilizar bancos para sentarse o incluso para disfrutar de un relajante momento bajo el agua. Es, además, un elemento decorativo de gran valor que mejora la presencia de todo el baño.

El sistema de ducha también podemos elegirlo automático. Las duchas que cuelgan del techo y programan  distinta presión y aspersión del agua, solo requieren presionar un botón, para disfrutar de una auténtica experiencia.

Esto no significa que tenga que prescindirse de la bañera. Si se cuenta con bastante movilidad y espacio para ella, simplemente podemos modificarla con sistemas de agarre con los que facilitar la entrada y salida, adaptándonos así a las posibles necesidades que surgen con la edad.

Sistemas empotrados de baño

Las soluciones actuales permiten seguir ganando espacio y eliminando elementos que, ante una caída o tropiezo, pueden ser fatales llegados a una edad.

Los sistemas empotrados son las mejores soluciones en este sentido. Cisternas empotradas, mobiliario empotrado, etc. permiten desocupar este espacio ofreciendo la misma o mejor funcionalidad que las soluciones tradicionales.

Además, también hay que destacar el valor estético que ofrece este tipo de soluciones, por no hablar de que prescindimos de un mantenimiento de limpieza.

Amplitud en los lavabos

Amplitud en los lavabos

Cuando hablamos de ganar espacio en el baño con una reforma adaptada a las necesidades de personas mayores, es porque entre otras cosas debemos destinar parte de ese espacio al lavabo.

En estas reformas es preferible optar por lavabos grandes, de dos pilas si se vive en pareja y con múltiples puntos de apoyo, que faciliten cualquier tarea sobre el mismo.

La amplitud es preferible obtenerla en laterales que en profundidad, para un mejor acceso al grifo, como a cualquier objeto y utensilio de limpieza que tengamos.

Con todo ello, conseguiremos un baño perfecto para cualquier persona mayor, estéticamente atractivo y totalmente funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *