Reforma de ventanas: Qué sistemas de protección hay

Reforma de ventanas: Qué sistemas de protección hay

En la reforma de ventanas muchos clientes se plantean la protección como un factor decisivo, para escoger entre una solución y otra.

Cuando hablamos de protección, podemos referirnos a muchas cosas. Podemos hablar de protección anti intrusos o de protección por el entorno exterior (frío, ruido).

En este artículo repasamos los diferentes sistemas de protección que puedes aprovechar en la reforma de ventanas de tu casa, dejando claro desde el principio que muchos de ellos son compatibles.

Si tienes dudas, solicita asesoramiento personalizado y en TS Design podremos recomendarte la mejor solución para alcanzar tus objetivos.

Reforma con ventana aislante

La mayoría de ventanas de obra no son aislantes, salvo aquellas utilizadas en obra nueva con objetivos de eficiencia energética.

Por tanto, una buena elección es escoger una ventana aislante. Será algo más gruesa que las normales y es recomendable que sean basculantes, para poder conseguir un estancamiento total en su cierre.

Con estas ventanas consigues un considerable aislamiento del ruido exterior, pero también a nivel térmico, consiguiendo que se mantenga una temperatura interior agradable, sin necesidad de aire acondicionado o calefacción.

Reforma con ventana aislante

Doble ventana para más protección

La doble ventana ofrece una solución práctica y económica para quien busca protección, tanto a nivel acústico como térmico.

No es tan eficiente como una ventana aislante, pero puede ser la alternativa perfecta en ventanas correderas. Con materiales de calidad, los resultados obtenidos superarán todas tus expectativas.

Una persiana de protección

Cambiar tu persiana es muy recomendable en cualquier reforma de ventanas. Porque mejorarás considerablemente la calidad del material actual y puedes obtener muchas ventajas.

Hoy en día hay persianas verticales que utilizan aluminio y aislante de espuma de poliuretano. ¿El resultado? Una persiana con propiedades de aislamiento térmico y minimización del ruido exterior.

Marquesinas para un toque elegante

Marquesinas para un toque elegante

Las marquesinas, también llamadas «mallorquinas» te ofrecen varias ventajas. En primer lugar, una oscuridad total a la estancia cuando las cierras completamente, al mismo tiempo que un elegante paso de la luz, cuando utilizas la oscilación de sus lamas.

Tanto interior como exteriormente representan la solución más elegante en cuanto a protección de ventanas, del mismo modo que también previene contra intrusos.

Es mucho más complejo tener que quitar de en medio una marquesina de este tipo, que hacerlo sobre una ventana directamente. Son incluso resistentes a fuertes rachas de viento.

Escogiendo los materiales adecuados, puedes despreocuparte de los efectos de una exposición solar prolongada, porque se mantendrán intactas incluso en estas condiciones.

Rejas, máxima protección contra intrusos

Las casas unifamiliares, chalets y viviendas con riesgo de que le entren ladrones, tienen que optar entre los mecanismos de seguridad por unas rejas.

Puedes escoger entre fijas y móviles, siendo las primeras obviamente más seguras, aunque también más difíciles de reparar o sustituir.

La ventaja de escoger unas rejas es que no por ello debes renunciar al estilo. Hoy en día hay soluciones de rejas en ventanas realmente llamativos, que se pueden acoplar sin inconveniente a todo el estilo exterior que disponga la casa.

Ventanas de madera: Ventajas y tipologías recomendables

Ventanas de madera: Ventajas y tipologías recomendables

En la ciudad estamos acostumbrados a las ventanas de aluminio. Son las más clásicas, las más económicas, pero también las menos atractivas vialmente y sin capacidad aislante.

Las alternativas a las ventanas de aluminio son varias, pero hay una que pocas veces se escoge. Os las recomendamos a continuación, las ventanas de madera.

¿Por qué no se escoge con más frecuencia ventanas de madera?

Las ventanas de madera no siempre son una solución escogida por varias razones:

  • Requieren un mayor presupuesto en su instalación.
  • Necesitan más mantenimiento.
  • Pueden estar fabricadas en un acabado inflamable.
  • Modelos antiguos no son alternativas sostenibles.

Pese a estas primeras desventajas, en realidad las ventanas de madera son muy recomendables. A continuación te explicamos los beneficios que puedes obtener de una instalación de este tipo.

La sostenibilidad con ventanas de madera

La sostenibilidad con ventanas de madera

Uno de los principales focos de inversión que ha recibido la madera estos años es el relativo a la sostenibilidad. Se ha realizado en dos sentidos.

El primero de ellos en madera reciclable. Gracias a los nuevos procesos de tratamiento de madera, podemos conseguir productos más asequibles en el mercado, completamente funcionales y sin gastar recursos del medioambiente.

En segundo lugar, también se está optando por la madera de determinadas clases, que crece mucho más rápido y su durabilidad es mayor. De hecho, está aprovechándose materiales como el bambú incluso para la construcción de edificios.

Ahorro económico y mayor confort

Una vivienda con ventanas de madera disfruta internamente de mayor confort. Producen un aislamiento térmico excelente y son aptas tanto en invierno como en verano, para mantener una temperatura interior óptima.

Esto, además de bienestar, tiene una ventaja añadida que es el ahorro económico en la factura de la luz o el gas, relativa a la climatización.

Tipos de ventanas de madera

Tipos de ventanas de madera

En la mayoría de casos distinguiremos dos tipos de ventanas de madera, las duras y las blandas.

Obviamente no son términos literales. Las maderas duras provienen de árboles con un crecimiento más lento y, por tanto, requieren mayor coste. Sin embargo, son mucho más resistentes y duraderas.

Las maderas blandas, por su parte, corresponden a árboles de hoja perenne, que crecen mucho más rápido. Son más asequibles, pero se recomiendan para ventanas de madera interiores, como por ejemplo, las que dan a un patio privado.

Diseño de las ventanas de madera

Hoy en día podemos tratar las ventanas de madera de la forma que queramos. La apertura basculante es la más apropiada, tanto por la vistosidad que produce en una vivienda, como también por ser en la práctica más funcionales.

El diseño de interiores asiático también ha promulgado las ventanas de madera correderas. Requieren una estructura propia que permita este tipo de movimiento horizontal para abrirlas y cerrarlas, pero en la práctica el resultado es visualmente atractivo y, además, ahorran un espacio considerable.

En cualquier caso, unas ventanas de madera consiguen una estética inmejorable, que puede encajar en todos los estilos de vivienda.

Cambiar las ventanas: Qué debes tener en cuenta

Cambiar las ventanas: Qué debes tener en cuenta

Las ventanas en una vivienda representan una auténtica paradoja. En cualquier obra nueva, la constructora y la promotora le dan la mínima importancia, optando por soluciones tan económicas como poco eficientes.

Sin embargo, para los propietarios particulares, la inversión en una reforma de ventanas es considerable, sobre todo si quieren calidad y que sean realmente útiles, porque lo cierto es que en cuanto a diseño todas las actuales son muy atractivas.

A la hora de cambiar las ventanas de tu vivienda, hay varias cosas a tener en cuenta. Te las indicamos a continuación y te recordamos que en TS Design podemos asesorarte sobre cualquier proyecto similar que quieras abordar en tu casa.

Aislamiento de las ventanas

Las ventanas deben tener una finalidad clara, el aislamiento. Térmico, sonoro, contra la contaminación exterior, etc. Por muchos motivos el aislamiento debe ser la prioridad a la hora de escoger unas ventanas.

En un entorno residencial de viviendas individuales sin tráfico y con separación entre casas, se recomendará unas ventanas muy diferentes a las de una vivienda cuya fachada dé a una avenida transitada con frecuencia.

El aislamiento lo definen varios elementos, principalmente el grosor de las ventanas, el tipo de marco, la compresión en el cerramiento y los elementos de refuerzo como estructuras fijas arriba o abajo y a los lados.

Aislamiento de las ventanas

Grosor de las ventanas

De todos estos elementos, el grosor de las ventanas es importantísimo. La mayoría de ventanas ofrecen un grosor mínimo con dos objetivos. El primero el ahorro de costes, dado que es el elemento que va a hacer variar de forma considerable el coste.

Por otro lado, el grosor fino es más fácil de transportar, quitar y mover, algo que para el usuario particular siempre resultará mucho más cómodo.

Obra para cambiar unas ventanas

Si vas a solicitar una reforma para cambiar las ventanas, ten en cuenta que las próximas que pongas probablemente sean de mayor tamaño. Esto se debe a que querrás mejor calidad, más aislamiento y necesitarás una estructura que sea más fuerte, resistente y grande.

En muchos casos esto requiere una pequeña obra en lo referente al marco de la ventana. No obstante, es importante saber en qué consistirá si es que es necesaria, identificar elementos contiguos que puedan verse afectados, tales como instalaciones eléctricas o de calefacción, así como obviamente el coste adicional que implica.

Nuestro mayor consejo es que contrates la reforma de unas ventanas con una empresa profesional con experiencia que pueda ofrecerte todo el servicio de forma integral, es decir, en todas las fases del proceso, independientemente de las necesidades que surjan.

¿Abatibles o correderas? Las ventanas que te convienen

¿Abatibles o correderas? Las ventanas que te convienen

La gran mayoría de ventanas en una vivienda son correderas. Son muy prácticas, más económicas y fáciles de utilizar. Sin embargo, unas ventanas con las que queramos el máximo aislamiento, no pueden ser siempre correderas, porque no ofrecen el hermetismo de las ventanas abatibles actuales.

Las ventanas abatibles, además, permiten una apertura de 180 grados, ofreciendo máxima ventilación, que en el caso de las correderas solo se puede disfrutar al 50%, porque una de las hojas siempre está presente.

Pero no todos son ventajas. Además de un mayor coste, las ventanas abatibles requieren de espacio para poder abrirlas correctamente, por lo que no siempre es recomendable su instalación.

Por último, como información adicional, es preciso destacar que unas ventanas abatibles son más fáciles de limpiar que las correderas tradicionales, un factor que puede que para algunos usuarios resulte hasta decisivo.