Reformas en casa: Cómo conseguir una vivienda sin pasillos

Reformas en casa: Cómo conseguir una vivienda sin pasillos

La tendencia en reformas de vivienda va dirigida los últimos años hacia una mayor amplitud de espacio. Esto se puede conseguir de muchas formas, ya sea fusionando espacios, juntando estancias o incluso encontrando metros útiles en huecos de la infraestructura.

Una de las reformas más efectiva y, paradójicamente, menos aprovechada es la eliminación del pasillo. Es una reforma que requiere experiencia y un trabajo interdisciplinar entre varios profesionales, pero los resultados son espectaculares e inmejorables.

Cómo eliminar el pasillo en una reforma

Cómo eliminar el pasillo en una reforma

La reforma de una vivienda para eliminar el pasillo requiere antes un estudio de obra. Debemos afrontar la posible presencia de muros de carga y cómo lidiar con ellos, para conseguir espacios amplios, unificados y seguros para los residentes de la vivienda.

Posteriormente se procede a la eliminación de las paredes que requerimos retirar del pasillo, al mismo tiempo que debemos crear una infraestructura en armonía con todos los metros útiles que estamos consiguiendo.

Un acabado óptimo entre estancias, a menudo basado en arcos decorativos y otros recursos, nos ayudará a conseguir que la reforma de la vivienda dé como resultado una continua sucesión de estancias abiertas, bien comunicadas y con muchos más metros útiles.

Ventajas de eliminar pasillos

Ventajas de eliminar pasillos

La reforma para eliminar pasillos no es muy frecuente, pero puede ofrecer unos resultados muy impactantes. Sus ventajas, de hecho, son tanto estilísticas como también funcionales.

En primer lugar, se obtienen muchos metros útiles. No solo unos pocos, sino que realmente es la reforma que más metros prácticos nos puede aportar.

Si los metros obtenidos se traducen en una distribución apropiada, notaremos una sensación de amplitud en cualquiera de las estancias de la casa.

En la mayoría de casos, se requiere una reorganización de la distribución de estancias, así que es un buen momento para replantear la orientación de cada estancia. Si bien la cocina y el baño pueden mantenerse con el fin de evitar mayores gastos, los dormitorios, salones, comedores y galerías es preciso casi siempre reorganizarse.

Una vez terminada la reforma, conseguimos una vivienda con mejor distribución sobre todo a nivel social. Si tenemos invitados disfrutaremos de espacios más amplios y podremos contar con muebles como sofás más anchos o mesas más grandes.

Además de las ventajas funcionales, también vamos a conseguir mejoras de diseño de interiores. Las viviendas sin pasillo no implican que las estancias no están separadas entre sí. Es más, la armonía que debe buscarse entre ellas ofrecerá un estilo elegante y atractivo por encima de la media.

Las viviendas sin pasillo, además, ofrecen una imagen visual de mayor amplitud, similar a la que se consigue con espejos pero real en la práctica. Casi como un hotel de cinco estrellas en suites de alto nivel, es posible ver varias estancias de un solo vistazo, con la sensación agradable que se transmite.

Por último, es preciso aclarar que la eliminación de espacios no solo consigue metros útiles vacíos, también permite aprovecharlos en funciones de almacenamiento. Ideales también en viviendas de pocos metros, cuya distribución antigua hacía impracticable contar con ese espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *