Quiero reformar mi casa, ¿por dónde empiezo?

Reforma del hogar

Una reforma integral de vivienda supone afrontar el cambio de toda la casa o el piso que habitamos, por lo que no podemos decidir las cosas a la ligera. En TS Design te podemos aconsejar sobre las diferentes fases que conlleva una reforma, pero para que lo tengas claro a modo general, te mostramos a continuación las fases más corrientes en este tipo de trabajo, desde la inicial hasta la última

Elección de materiales y presupuesto de la reforma de una vivienda

La reforma no empieza con la llegada de los profesionales al hogar, sino mucho antes. Los propietarios de una vivienda deben identificar primero qué tipo de reforma quieren hacer. Si van a cambiar toda la casa en una reforma integral, por ejemplo si acaban de entrar a vivir en un piso muy antiguo, no hay que plantearse nada más.

En otros casos, sin embargo, una reforma puede ser de varios tipos:

  • Reforma decorativa. El interiorismo y el diseño de interiores pueden ayudar a dar un lavado de cara a la vivienda con nuevos suelos, paredes o mobiliario.
  • Reforma distributiva. Podemos querer cambiar la distribución del piso, por ejemplo ampliando una habitación o un baño, levantando una pared para tener más habitaciones…
  • Reforma estructural. Si la reforma afecta a algún elemento estructural de la casa o del edificio estamos ante el caso de reforma más costoso y significativo de todos.

En base al presupuesto que tengamos elegiremos los materiales. Es importante separar una partida presupuestaria para esta decisión y otra para la reforma, que implica el aprovechamiento de estos materiales por parte de profesionales. Si no tienes claro dónde buscar o cuáles elegir, busca asesoramiento a una empresa especializada en reformas.

Reforma de la estructura de la vivienda

En los casos anteriores, la reforma estructural requiere, precisamente, que empecemos por las modificaciones en la estructura de la vivienda. Algunos de los trabajos que se realizan en estos casos son los de impermeabilización, la creación de la distribución definitiva del hogar si también vamos a necesitarla, cambio del nivel del suelo, etc.

Obviamente la reforma de la estructura de la vivienda es el primer paso de todos, dado que los siguientes trabajos relacionados con la vivienda, se realizarán sobre esta nueva estructura. Es inviable, por tanto, hacerlo al revés.

Instalaciones ocultas

Una vez tengamos la estructura final de nuestro hogar reformado, debemos pasar a las instalaciones ocultas, es decir, aquellas que van a quedar tapadas por el resto de elementos de la reforma.

En este ámbito encontramos la instalación de todo el sistema eléctrico, las tuberías y canalización de agua, la instalación relativa al gas, elementos de insonorización, suelos especiales…

Reforma de la distribución y estructura visible del hogar

La siguiente fase de una reforma integral de vivienda aborda la distribución del hogar y la estructura que sí está visible incluso después de las obras que tengamos que hacer. Aquí hay muchos elementos que dependerán tanto de los gustos decorativos de los propietarios como de los materiales escogidos.

Por ejemplo, en esta fase se puede abordar desde la tabiquería y falsos techos hasta las balconeras. Son en suma todos los elementos que van a quedar a la vista tras la reforma y quw querremos que tengan el mejor aspecto posible. También nos servirán de base para los elementos de las siguientes fases.

Fase de acondicionamiento

Se conoce por el nombre de fase de acondicionamiento a una serie de reformas en el hogar que son las que visiblemente más cambio pueden aportar, respecto a la imagen anterior que podía estar ofreciendo.

En esta fase de la reforma de vivienda lo más normal es actuar sobre las paredes y las puertas, por ejemplo, aplicando la pintura correspondiente o incluso un alisado a una pared en gotelé, lacando las puertas si no se ha optado por la compra de unas nuevas, etc.

Diseño de interiores en una reforma

Cuando hayamos terminado la reforma en el sentido estructural, distributivo y sobre instalaciones, es el turno de colocar los muebles y aplicar nociones de decoración que modifiquen el diseño de interiores del hogar, para transmitir las sensaciones que queríamos antes siquiera de esbozar el presupuesto.

Esta fase de la reforma es obviamente la más satisfactoria de todas, dado que refleja con mayor rapidez y claridad las mejoras efectuadas en nuestra vivienda y aportan la imagen final que queremos que tenga nuestro hogar.

 

2 thoughts on “Quiero reformar mi casa, ¿por dónde empiezo?

  1. Pingback: Impermeabilización en otoño: Ventajas de prevenir humedades

  2. Pingback: Reformar una casa: Cambiar las puertas de una vivienda - TS Design

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *